Recuperá el control de tu negocio

Hay dos preguntas que es necesario hacerse si uno se dedica a producir espectáculos, o tiene una sala para eventos (del tamaño que sea).


1- ¿Por qué las ticketeras no te dan los datos de tus compradores?
 
Pensalo así. Cada persona que compra una entrada para ver un show tuyo, deja como mínimo su nombre, su apellido y su e-mail en poder de la ticketera. Y, en realidad, esa persona compartió sus datos porque quiere ir a ver tu espectáculo. Sin embargo, en el estado actual del ticketing, no podés volver a contactar a tus espectadores...   

En cambio, con tu propia ticketera,

TU PÚBLICO ES TUYO

Tener tu propio sistema de venta online de entradas significa ser dueño de la base de datos de tus compradores. Esto es genial para, a posteriori, mandarles novedades, anuncios de nuevos shows y acciones promocionales dirigidas a un público al que con seguridad le gusta lo que hacés.


2- ¿Por qué te exigen la venta exclusiva?

Otro clásico del ticketing antiguo: tener que vender a través de un solo canal. Te piden exclusividad, te hacen firmar contratos leoninos, y si las entradas no se venden tampoco podés salir a ofrecerlas en otros canales y sumar nuevos espectadores.

Con tu propia ticketera, podrás

VENDER EN MÚLTIPLES PLATAFORMAS

Todas las entradas forman parte de un stock centralizado. Con el total de tickets a tu disposición, decidís dónde y cómo distribuirlos, y qué cantidades asignarle a cada canal. Podés vender a través de Facebook, en puntos de venta, en sitios afiliados, en apps para smartphones, en cuponeras y hasta en otras ticketeras.

 

Conocer en detalle a tu público y tomar todas las decisiones respecto a las entradas. Eso es recuperar el control de tu negocio.

¿Querés tener tu ticketera?